Cuidados de un Hurón

Los hurones, son unos mamíferos, que, en los últimos años, han logrado un huequecillo en los hogares españoles como animal de compañía. Y es que el hurón (mustela putorius furo) fue domesticado hace aproximadamente unos 2500 años. El huron domestico, se trata de un animal extremadamente vivaz y curioso, que hará las delicias de quién se anime a adoptar uno como animal de compañía.

¿Cómo se comportan los hurones?

Los hurones son animales muy sociables, que suelen aceptar sin ningún problema a otros animales de su misma especie, incluso a gatos y perros sin problema. Son animales muy divertidos y vivarachos, que les encanta jugar y estar siempre en compañía, por lo que no les suele gustar nada la soledad.

Se suele decir que el huron domestico, posee un comportamiento agresivo  en muchas ocasiones. La selección llevada a cabo por parte de los criadores en los últimos años, nos ha dejado con ejemplares de carácter dócil y más tranquilo. Pero si vamos a adoptar un hurón siempre deberemos observar su comportamiento durante unas semanas.

Estos pequeñajos, son animales extremadamente curiosos, inteligentes e inquietos, los cuales poseen una gran energía, producto de la gran cantidad de horas diarias que suelen pasar durmiendo (unas 16 a 18 horas).

¿Cuáles son los cuidados del huron domestico? 

Limpieza de su jaula. Deberemos de proporcionarle una jaula amplia, con un fondo blando, ya que no podemos olvidar su costumbre de excavar. Lo ideal  será  tener separado dos habitáculos: uno para sus  actividades diurnas y otro para descansar.

La higiene es fundamental, ya que es un animal que tiene un fuerte olor corporal. Se recomienda limpiar y desinfectar al menos una vez a la semana su jaula con agua y un detergente neutro.

Alimentación. El huron domestico es un animal carnívoro, y su alimentación se basa en el consumo de proteína animal. En el mercado existe pienso específico para hurones, o en su defecto pienso especial para gatos cachorros.

Veterinario especialista. Además de la alimentación y una correcta higiene, es fundamental disponer un veterinario especializado de confianza, a la hora de realizar los controles regulares como desparasitaciones y vacunas, y que nos aporte una correcta atención medica en todo momento, y nos sepa orientar siempre que lo necesitemos.

Temperatura. Este gracioso animal es muy sensible a los cambios de temperatura, sobre todo al calor. Esto se debe, a que su organismo carece de capacidad para regular el calor corporal, por lo que es en épocas como el verano puede ser propenso a sufrir golpes de calor. Hay que procurar tener su jaula en un lugar fresco, para evitar que pase un mal rato.

Ejercicio diario. Nuestro huron domestico, bien educado puede salir de la jaula diariamente y podremos jugar con él, teniendo siempre cuidado de los enchufes, cables, ventanas, etc, y demás objetos que hay por casa, ya que, dada su extrema curiosidad, pueden ser un peligro potencial para nuestro pequeño amigo.

 

El huron domestico bien educado, y entrenado, puede ser una mascota muy sociable afectuosa, que será la alegría de los más pequeños de casa.

Deja un comentario